olga berrios

la broma

el blog de los proyectos de Olga Berrios

Lesbianismo, Momentos creativos

¿A qué esperan las mujeres que esperan?

He dibujado y escrito esto con todo mi cariño y comprensión, pero sobre todo con la intención de ser crítica y autocrítica.

a qué esperan las mujeres que esperan

Llevaba ya un tiempo recopilando este tipo de historias en mi cabeza, pero las puse en boceto tras una conversación con Carol el otro día:

– ¡No avanzan! -exclamaba indignada-. Y la otra no puede decir lo típico de que depende de su familia: tiene trabajo, casa, recursos… llevan mucho tiempo juntas. ¿A qué esperan para dejar las cosas claras?

Así que este artículo tiene que ver con las parejas que vuelven a meter en el armario a otras chicas durante años. Se lo dedico a quienes tienen quizá demasiada paciencia con excusas absurdas.

“Se lo diré a mi madre cuando acabe la carrera”. “En mi casa no lo digo hasta que mi abuelo se muera”.

¿A que sorprenden todas estas excusas juntas? Pues son reales.

¿A que suenan absurdas? ¿Qué cosa puede cambiar después de muchas de ellas? ¿No es una forma de insultarse a sí misma y a la pareja? ¿No permitimos demasiada falta de respeto? ¿No condicionamos nuestra vida a una intolerencia que no deberíamos aceptar? ¿Tiene sentido mentir y sufrir por gente si sospechamos que se van a comportar así ante algo tan importante?

Parece que esperásemos la magia, la comprensión desde la nada, que el tempo dulcifique o ilumine a quienes de plano pensamos* o sabemos que nos rechazarán…

* Algunas veces estos miedos son suposiciones y no pasa nada, por cierto.

¿A qué esperan las mujeres que esperan?

Esperadora 1:

esperadora 1

Dice que se lo contará a su madre cuando se recupere de la enfermedad.

Ahora está muy débil.

Esperadora 2:

esperadora 2

Fuimos a otro país como turistas y, allí, me besaba y me cogía de la mano en público.

Nunca lo había hecho.

Esperadora 3:

esperadora 3

Dice que no tiene tiempo.

Pero yo creo que no le quedan excusas para salir de casa y verse conmigo sin levantar sospechas.

Esperadora 4:

esperadora 4

Mi madre me ha vuelto a hablar. Me ha invitado a la cena de Navidad.

Pero no quiere que vaya con ella.

Por favor… ¡¡¡NO TENGÁIS TANTA PACIENCIA CON LA HOMOFOBIA!!!

Artículos relacionados

1 Comment

  1. Dita bi Teese

    Una reflexión muy acertada y que, reconozcámoslo, aún pervive. Real como la vida misma. Gracias por seguir sacando los temas de la homofobia internalizada, la autoarmarización a la que nos sometemos.

Leave a Reply

Copyleft 2019 la broma

Theme by Anders Norén