Sentadas en el sofá virtual

¡Hola! Hoy he visto por primera vez a Gamer desde que le diagnosticaron cáncer. Me ha enseñado a decorar mi casa. También nos hemos hecho animales. La mía es una pulpa azul. Se llama Faala. Y nos hemos sentado en un sofá. Como si estuviéramos en casa, fíjate. Ha sido súper simbólico.

Por cierto, le llamaremos Gamer para proteger su identidad. ¿Sabes? Debido al coronavirus, no puede recibir visitas en el hospital. Tampoco hay actividades y voluntariado. Ni siquiera puede salir al pasillo. Pasa el día en la habitación del hospital. Con Roblox, se escapa del hospital y quedamos.


Mundos por explorar

¿Cómo estás? Esto de Roblox me tiene fascinada. Hoy Gamer me ha llevado en su furgoneta. Arriba a la derecha puedes ver el mapa del lugar que hemos recorrido. ¡Estábamos dentro de un volcán! Por allí puedes encontrar el Coliseo de Roma, una laguna para pescar, un castillo y mucho bosque. Hay un montón de juegos dentro de Roblox.


Videojuegos cuando la realidad no aporta

¡Hola otra vez! ¿Qué opinas de lo siguiente? Sofía dice que Gamer pasa demasiado tiempo con los videojuegos. Pero yo le he dicho que, estando ingresado, es lo más cerca que tiene de las vacaciones. Hoy seguimos de camping. “Sígueme”, me dice. Y yo corro tras él. “Ponte ahí, yo te protejo”, dice cuando viene un oso a atacarnos. También acampamos.


La red gamer solidaria

¡Aquí estoy de nuevo! ¿Sabes que no soy la única que juega con Gamer a Roblox? Va a tener que hacer un calendario de turnos. Hay mucha gente que echa partidas con él. De hecho, muchas madres de sus amigos y amigas, que tenían prohibido jugar a ciertas horas, han relajado sus medidas. “Si vas a jugar con Gamer, puedes hacerlo cuando quieras”, les dicen. De repente, se ha creado una preciosa red de gamers infantiles y adultas. Te mando esta postal desde una tienda donde compramos algunas cosas para la casa que nos estamos haciendo.


¿Pagar videojuegos?

¡Cuac! Hoy Gamer se ha convertido en un periquito y yo en una pata amarilla. Aquí nos ves recorriendo otro mundo. Gamer ha pedido que Sofía le pague no sé qué del juego. A ella no le parecía bien. “No es ético”, me ha dicho. Yo le he contestado que los juegos de Roblox le llevan estos meses dando a Gamer la oportunidad de tener ocio, conectarse, recorrer mundos, explorar y construir. ¿Tú cómo lo ves?


Colaboración para jugar y crear

¡Buenas! Sigo explorando Roblox, a veces también sola. Sospechaba que es un juego en el que otras personas pueden construir sus propios juegos y compartirlos. Hoy me he instalado el estudio de programación y aquí me tienes, construyendo mi propio juego. Sabes que ya probé Scratch, pero esto no es para mi nivel infantil de programación. He satisfecho mi curiosidad, pero creo que no haré ningún juego de momento porque… ¡es muy laborioso!


Sin colaboración no mola

¿Sabes? ¡Es muy fuerte! Hay juegos en Roblox que no tienen sentido si no juegas con otras personas. Hoy hemos estado matando gigantes. Pues el juego es lo peor si estás solas, ¿sabes? El gigante te persigue y destroza en seguida. He pensado que puede ser algo interesante para experimentar y pensar. No sé.


Oportunidades para liderar y contribuir

¡Hola caracola! Aquí me tienes montada en un avión con otra persona. Bueno, Gamer diría “con el muñeco de otra persona”. Él diferencia entre avatar y persona. La persona del muñeco puede ser de Austria, Rumanía o Bolivia. Nos entendemos. De hecho, Gamer lee, pero tampoco te creas que tanto. Y menos el inglés. Pero sabe manejarse por el juego y darme indicaciones. Él es quien me guía, ¿sabes?

¿Crees que las niñas y los niños pueden hacer eso fuera de los juegos? Es decir: guiarnos y enseñarnos la realidad.


Encontrarse en la plaza y la ocurrencia de la nube

¡Buenas! Hoy me he metido en Roblox y he visto que Gamer estaba conectado en otro juego. Me he metido y me he puesto delante de él con mi muñeco. Le he saludado. Ha sido como cuando de pequeña podías ir a una plaza y encontrarte con tus amigas-vecinas. Así, sin quedar. Espontáneamente. Estamos construyendo robots, por cierto.

¡Ah! Hoy Gamer me ha preguntado cómo grabarse jugando. Quiere tener su propio canal de YouTube. Cuando se ha grabado, Gamer le ha dicho a Sofía: “Pone que el vídeo lo suba a la nube. ¿Es para que lo vean los ángeles? Yo solo quiero ponerlo en YouTube”. ¡Es un grande!

Me ha dicho que quiere que grabemos un vídeo jugando juntas. ¡Así que la próxima postal quizá sea desde su canal!


Gamer ha pedido que le ponga una “cacafuti” en la cara y también dice que me da permiso para publicar esto “si todo el mundo le da robux”, que es la moneda de Roblox para conseguir mejores cosas como muñecos molones.