Hago fotos bastante caseras, pero os cuento algunas cosas que he ido pensando e incorporando, por si sirven.

En la composición, pienso que es importante incorporar información de contexto. Yo tendía a hacer fotos del graffiti sin dar información de dónde está: cochera, pared, etc. Me di cuenta de que, para este proyecto, sí es interesante el contexto. Ahora doy un paso atrás y lo incorporo.

Foto sin contexto

En este tipo de foto, puedes centrarte en la obra y no hay casi información de dónde está el graffiti.

Foto con contexto

En esta foto, puedes ver dónde está concretamente. Aunque la primera me gusta más, la segunda le da pistas a la gente de dónde está la obra. Y esto también es importante, ojo, para los graffitis. Pues significa a menudo mucho.

En esta ocasión, además, la foto no lo capta porque no hay ángulo, pero en frente hay una ventana. Si no hubiera graffiti, las vistas sería hacia un muro. Con graffiti, las vistas son un bosque al amanecer.

Fotos con obstáculos

Muchos graffitis están en solares, tras verjas o muros. En las fotos, al principio intentaba que eso no saliera. Pero luego pensé que también era información interesante y a menudo he intentado captar eso.

Aquí otro ejemplo:

En ángulo

La mayoría de fotos las hago de frente si puedo. Para que prime más la información que la propia foto. Otra las tengo que hacer con ángulo simplemente porque no hay espacio. Por ejemplo: muchas veces hay coches aparcados que taparían el graffiti.

Otras veces, como esta, me ha apetecido hacer una composición distinta. Quizá la composición distrae la atención del graffiti, pero me parecía que ganaba por la textura del muro al otro lado de la esquina.

Siempre horizontales

Las hago horizontales, aunque de lo primero que te dicen en talleres de fotografía es que aprendas a girar la cámara. En este artículo explico por qué. Resumo: las apps que uso dan muchos problemas con fotos giradas y tendría que editar cada imagen una a una.

Enlaces