¿Conocéis esa forma de inventar historias con cartas? Esa en la que, por ejemplo, sacas 3 cartas (alien, nube, piscina) y tienes que inventarte un cuento o una parte de él (una nube alien apareció sobre la piscina, llovió morado y todo el agua sabía a Coca-Cola).

Pues he hecho un juego online con cartas para contar cuentos. ¡Tachán!

Con qué lo he hecho

El juego lo he hecho con Scratch, que es una plataforma pensada para que niñas y niños como yo aprendamos programación. En ella hay juegos, animaciones y un montón de recursos para aprender.

Lo interesante de Scratch es que propone una forma de aprender muy visual. En lugar de código, presenta bloques como si el juego que vas a programar fuera un puzzle.

Ya había participado en el videojuego Piropopó hace años, pero no en su programación. Y hace poco he empezado a hacer otras pruebas como el poemajuego Doña Pito Piturra.

Los dibujos y las voces del juego también son mías, los sonidos y la música de Scratch y uno de este banco imágenes y sonidos del Ministerio. Además, tiene versión en inglés.

Lo chulo de Scratch es que, si os pica la curiosidad, podéis entrar al código de cada juego y enteraros de cómo está hecho. Y no solo eso: podéis clonar y adaptar el juego. Por ejemplo: hacer uno con vuestra propias cartas y dibujos.

Ahora me gustaría destacaros solo 2 bloques u opciones que he usado.

Bloque “broadcast message”

En el juego, si tocas la varita mágica, salen cartas. Así que, un objeto le tiene que decir a otro que haga algo. Para eso, es posible usar el bloque “broadcast message”, que significa “emite este mensaje”. Le pongo a la varita: “broadcast carta-personaje”.

Entonces, a una de las cartas, le pongo esto: “cuando reciba el mensaje carta-personaje, (…) aparezco”.

Bloque “switch costume”

Algo que no sabía cómo resolver es cómo podía hacer que, al azar, aparecieran 3 cartas entre todas las que hubiera. Los objetos como las imágenes de las cartas en Scratch se llaman “sprites”. Estuve buscando si había alguna manera de elegir sprites al azar, pero las soluciones que vi me parecieron muy complejas.

Pero luego se me ocurrió otra alternativa: pensar en ellas como “costumes”. Son “disfraces”, formas alternativas en las que se presenta un “sprite”. Por ejemplo, el sprite de una chica puede representada con camisa o con camiseta. Pero también riendo, saltando, etc. Se utilizan para animar.

Así que lo que hice es subir solo 3 cartas como “sprites” y poner el resto como “costumes” de las 3. Y, como veis en el código de arriba, sí que hay una forma muy fácil de elegir un “costume” al azar. Les digo: “cuando reciba el mensaje carta-personaje, cambio el disfraz (elijo al azar del 1 a 100) y aparezco”.

Otros juegos