Pues llevaba un tiempo diciéndome a mí misma, y llevaban un tiempo diciéndome otras personas, que tenía que escribir un libro infantil. Supongo que es algo natural, el destino o por la forma de ser, pero sí creo que tiene todo el sentido. También pienso que casi todo lo que hago tiene un poco de infantil, porque para mí lo infantil es un valor de lujo, la verdad.

Me gustaría presentaros lo que a mí me gusta llamar “mi primer ensayo para bebés”. Se titula “¿Para qué sirven los libros?”. Está pensado y protagonizado para 2 encantos, las hijas de Laura y Flip y musas universales. Son además su único público, al menos en formato papel. Aquí les veis estudiando el ensayo como eruditas que son.

Dos bebés juegan con el libro ¿Para qué sirven los libros?

En este artículo, os comparto la versión online por si os interesa.

El libro está pensado para jugar, divertirse con él y pensar y amar los libros a través de todo eso. También quizá pueda funcionar para desarrollar la creatividad, quién sabe, pero yo todo esto me lo he inventado.

La gracia es que las lectoras y los lectores interpreten cada página del libro.

Por ejemplo, el texto dice que los libros sirven para reír, besar y oler. Las lectoras, en este caso, son invitadas a reírse, a besar el libro o a olerlo.

Una niña se ríe junto a un libro. Pone reír. Texto: besar. Una bebé besa un libro. Texto: muá. Una bebé lee un libro. Texto: oler, snif, snif.

 

También hay un juego escondido de buscar cosas, ya lo veréis.

¡Ah! El libro está basado en otro que les regalé y me encantó. Se llama “Montañas” y es de Antonio Ladrillo.

En fin, que creo que es de lo mejor que he hecho, o al menos de lo que más ilusión y más amor me ha despertado hacer en mi vida.

¡Hala! Descarga gratis

¿Para qué sirven los libros? (PDF)

 

Galería

Os dejo aquí todos los dibujos en blanco y negro. Se me ocurre que quizá puedan ser útiles también para imprimir y colorear.