Subtitular nuestros vídeos es una acción que tiene muchas ventajas. Además, me gustaría compartir un par de requisitos que me parecen básicos a contemplar: el subtitulado “despegado” y las normas de subtitulación.

¿Por qué subtitular los vídeos?

Subtitular vídeos tiene varias ventajas:

  • Muchas personas sordas o con problemas de audición podrán acceder a la información de los vídeos gracias a los subtítulos.
  • Las personas que no hablan el idioma del vídeo podrán acceder a la información si tiene subtítulos en su idioma.
  • Si alguna palabra no se comprende, los subtítulos nos ayudarán a entenderla.

Subtítulos pegados contra subtítulos despegados

La mayoría de las personas que empieza a subtitular lo primero que hace es incrustar el subtítulo en el propio vídeo, mientras lo edita. Así, los subtítulos quedan “pegados”.

Hay otra posibilidad, que sin duda es la mejor: generar los subtítulos aparte.

¿Por qué? Quizá hayas visto vídeos en los que hay unos subtítulos en un idioma encima de otros en otro idioma. Es la respuesta más visual que  se me ocurre.

  • Puedes corregir un subtítulo más fácilmente.
  • Puedes generar subtítulos en otros idiomas más fácilmente.
  • Incluso puedes dejar a mitad los subtítulos y que otra persona continúe.

Todo ocurre más fácilmente.

La desventaja más grande que se me ocurre es que, en ocasiones, es más complicado compartir un vídeo con los subtítulos despegados y que otras personas sepan cómo ver el vídeo y los subtítulos a la vez. Pero cada vez hay más plataformas que se están sumando para facilitar el subtitulado… y YouTube por fin está ahí.

Normas de subtitulación

No quiero asustar al personal, pero sepan ustedes que existe una norma española que explica cómo subtitular para que las personas sordas puedan disfrutar y entender lo mejor posible los vídeos.

La norma comenta cosas como las siguientes:

  • Los subtítulos tienen que tener un máximo de 2 líneas, 3 serían la excepción.
  • Deben situarse en la parte inferior del vídeo.
  • Si hay varios personajes, cada uno se identifica con un color diferente.

Hay algunas de las indicaciones, como la última, que no se pueden realizar en plataformas como YouTube, pues no te deja escoger colores para los subtítulos.

Serie de artículos

Imagen: Daniel Oines.