Ayer estuve en la presentación del informe “Declaraciones de derechos accesibles en Europa 2017” y hubo dos comentarios que llamaron mi atención.

Por un lado, una persona recomendó adaptar la información a un “ciudadano medio”.

Por otro lado, otra persona aseguró que la información le parecía accesible para todas y todos. Esto lo dijo tras indicar que tenía formación como ingeniero.

Yo mucho lo siento, pero creo que no existe una ciudadana o un ciudadano medio. 

¿Cuando hablamos de la ciudadana o ciudadano medio nos basamos en estadísticas? ¿Nos basamos solamente en las personas que votan? ¿Nos basamos quizá en un estereotipo vago y escasamente analizado? (Varón, blanco, mediana edad, estudios universitarios, ninguna discapacidad o enfermedad grave o crónica…)

Retrato de pasaporte tapado por dibujos de redes y postis de coloresLo más probable es que ni siquiera nos basemos en datos: la ciudadana o el ciudadano medio siempre parece sospechosamente similar a la persona que habla. 

Las ciudadanas y ciudadanos somos personas diversas. Somos diversas en cuanto a la edad, la formación, el sexo, la capacidad, el origen, las creencias y mucho más.

Tengamos en cuenta que, si diseñamos y pensamos el mundo teniendo en cuenta ciertos patrones, lo más probable es que provoquemos discriminación para quienes no cumplen esos patrones.

Debemos pensar en esa diversidad, no un perfil estándar y común a todas y todos.

Si buscamos un perfil en el que pensar, por ejemplo, cuando queremos crear o adaptar una información generalista para que sea fácil de entender o comprensible, lo mejor es que pensemos no en una ciudadana o un ciudadano medio, sino precisamente que pensemos en quienes tienen más dificultades para comprender.

En estos casos, esas ciudadanas y ciudadanos son las personas con discapacidad intelectual, nuestras abuelas y abuelos, niñas y niños, personas adultas con menor alfabetización… entre otros perfiles.

De esa manera, si creamos y adaptamos la información a quienes más lo necesitan, es como nos aseguramos de que casi todas y todos entendemos la información.

Más información

 

Imagen: Naomi