Hace un par de día estuve en un curso sobre accesibilidad que organizaba el Instituto Eduardo Torroja. Nos invitaron a hablar de los mapeos colaborativos de accesibilidad que hemos realizado en Tetuán.

Quería compartir algunas notas de curiosidades que escuché del resto de personas que intervenían:

  • “Ciega o ciego Cenicienta”. Afortunadamente, en las ciudades, llevan años instalándose y funcionando semáforos que no sólo avisan con la luz, sino también con sonido. De esta manera, las personas ciegas saben cuándo pueden pasar y cuándo no. El problema es que, en algunos casos, algunos semáforos se han instalado cerca de casas y a mucho volumen, por lo que son molestos para vecinas y vecinos. Así que se decidió apagarlos en el horario de sueño. Imaginad: desde media noche hasta primera hora de la mañana. Así que bromeaban y lamentaban la idea de que las personas ciegas fueran como “cenicientas”, es decir, las que deben llegar a casa antes de las doce. Hay otras soluciones para esto, pero el caso es que me pareció curiosa la solución escogida y el término.
  • Llamadas de emergencia. ¿Cómo usa una persona sorda los teléfonos de atención a la ciudadanía como el 010 o el de consultas de la Renta? Y, aún peor, ¿cómo usan el 112 si tienen una emergencia? Nunca lo había pensado. El caso es que existe también la posibilidad de realizar videollamadas de emergencia. Aquí un vídeo sobre este tipo de servicio con el 016.
  • Comparto también este divertido anuncio que pusieron:

  • Experimentando la inaccesibilidad. En el edificio donde estábamos, habían instalado un ascensor o rampa eléctrica hacía un año. El caso es que, durante el curso, no funcionó. Dos ponentes se mueven en silla de ruedas así que las y los asistentes tuvimos que salir al hall, sentarnos en suelo, escaleras, mesas, etc… e improvisar allí una sala de conferencias. Fue un momento para experimentar precisamente de lo que se estaba hablando.
  • La necesidad del mantenimiento. Es algo que aprendimos de lo anterior: los sistemas que instales para la accesibilidad, es posible que necesiten pruebas y mantenimiento. No basta con instalarlos y olvidarte.
  • Mejor obra que ayuda técnica. Otro aprendizaje: siempre es mejor realizar una obra que instalar un sistema que puede dar fallos y romperse como un ascensor o rampa eléctrica. Una rampa construida correctamente siempre será más fiable.
  • Edificio enfermo de inaccesibilidad. Me gustó también esta expresión. Hace referencia a todos esos edificios que se diseñaron tan mal, o para ser exacta, pensando tan poco en la diversidad de las personas, que ahora es imposible realizar reformas y ajustes para que sean accesibles. De hecho, comentaron algo obvio en lo que no había caído: si los edificios se diseñaran de forma accesible desde el principio, se ahorraría un dineral impresionante en ayudas y reformas que actualmente son obligatorias.

Dibujo de Cenicienta mirando su zapato perdido

Dibujo: Cenicienta por Obeliskgirljohanny