Ya hemos visto que la lectura fácil es la técnica para adaptar textos y otros contenidos para que sean accesibles cognitivamente.

Es decir, para que los entiendan personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, migrantes que han llegado recientemente, personas analfabetas funcionales, niñas y niños, entre otros muchos perfiles.

La idea es que nuestro mundo no sólo tiene barreras como escaleras para personas que usan sillas de ruedas. Es también muy difícl de entender para muchas personas.

Las ONG, precisamente, también tienen/tenemos mucho que avanzar en ese sentido. Así que, ¿por qué no empezar por la propia casa?

En el mundo organizativo, si hay algo que abunda, eso es reuniones y asambleas por doquier. Y, si hay algo difícil a la par que agotador, es intentar leer y comprender el acta de una reunión.

En el curso de lectura fácil que impartió Cooperativa Altavoz en Plena Inclusión nos sugirieron varios ejercicios. En este post, presento una propuesta para uno de ellos: preparar una plantilla para tomar actas en lectura fácil.

La idea es que el formato, pero también el contenido, estén adaptados, claro. Pero si contamos con una plantilla, quizá es un paso que nos facilita y la propia estructura nos recuerda que debemos hacer ese esfuerzo.

Aquí tenéis dos capturas de la plantilla, abajo los archivos para descargarla y usarla. Pinchad en las imágenes para ampliarlas.

Plantilla para actas en lectura fácil 1 Plantilla para actas en lectura fácil 2

Fijaos:

  • En lugar de la palabra “acta”, que no es una palabra habitual, usamos “Resumen de la reunión”
  • En la fecha, incluimos el nombre del día y un formato de fácil lectura, sin caracteres extraños como 15/6/2016
  • Usamos pictogramas diferentes para el campo de fecha de la reunión y la fecha de la próxima reunión
  • En la dirección, evitamos abreviaturas como Avda, C/ o nº. Incluso también evitamos ordinales: “planta 1” en lugar de “1ª planta”
  • El listado de asistentes evita paréntesis y otros caracteres, utilizando también una tabla
  • Indicamos claramente las tareas, persona responsable y fecha
  • En un último apartado, agregamos las direcciones de contacto (o teléfonos, si es el medio que usamos). Aunque éstas vengan en copia cuando enviamos por correo el acta, es muy posible que las personas que la reciben no sepan esto, y aunque las vean, quizá no sepan cómo enviar un mensaje a estas direcciones o averiguar a quién pertenece cada dirección

Descarga la plantilla en dos formatos:

 

Artículos relacionados: