¿Sabéis qué? Cada vez me gustan más las visitas guiadas. En cada escapada, intento que haya una al menos. Pero, claro, ¡las buenas visitas guiadas! Son aquellas en la que la guía o el guía se flipa un poco contándote detalles, anécdotas, curiosidades… Es un poco como si te contaran cuentos, me encantan.

Otra de las cosas que pienso es que, para mí, las vacaciones están muy relacionadas con no soportar el tráfico de coches. Incluso cuando estoy en una ciudad ruidosa, intento pasar el máximo del tiempo en zona peatonal (centro) o en parques, paseos marítimos, etc. ¿Os pasa?

He estado unos días paseando por Valencia. Comparto tres fotos.

valencia - gatitas

valencia - lonja

valencia - nariz