olga berrios

la broma

el blog de los proyectos de Olga Berrios

Artículos destacados, Feminismo

Singlefobia. Lo que pasa cuando no tienes pareja

amor_eterno¿Por dónde empiezo? Muchas cosas ocurren cuando no tienes pareja. Y, con “pareja”, me refiero tanto a una relación amorosa prolongada o no como a un escarceo sexual corto o no. Tantas cosas ocurren que es sorprendente que muchas personas afirmen que no les ocurre nada simplemente porque no tienen pareja. Incluso la vida parece carecer de cierto valor.

En tu grupo de amistades, es posible que des cierta pena a alguna o algún integrante. Cierta componente, más ampliamente comprometida con la causa benéfica del amor, te agasajará con consejos que es posible que ni hayas solicitado. Y, tras ellos, se decepcionará si no los cumples. Además incluso te dará vergüenza intentar sus técnicas o, en otro escenario, te enojan las sugerencias porque no encajan contigo las formas que proponen o porque no te apetece que te empujen. Quizá incluso esa u otra componente te trate de emparejar con alguien.

Si, además, cuentas con una familia con unas ideas tradicionales, es posible que no sólo traten de imponerte ciertos modelos de relaciones, sino que además hayas crecido con estos modelos de binomio heterosexual y patriarcal como referencia. Son modelos reforzados además por los relatos predominantes en los medios de comunicación. Cine, televisión, literatura… han construido una arquitectura de relaciones simplificada y obligatoria, sin variables, matices y con escasas inspecciones de sanidad.

ladyEn el trabajo, clase y otros espacios de relación, la socialización a menudo estará relacionada con la pareja. La pregunta básica de “¿Qué has hecho este fin de semana?” conlleva una segunda fórmula habitual: “¿Con quién?”, que aporta escasa información a tu interlocutora más allá de materia prima para evaluar tu situación amorosa y relacional con tus amistades. Evaluación que conllevará un juicio para detallar el perfil de tu identidad en su mente.

Por cierto, ¿qué hacemos este fin de semana? Generalmente, el tiempo libre de una persona preocupada por obtener una relación, y atención al verbo obtener, es posible que se vea ocupado por actividades para alcanzar ese objetivo. Es posible que elijas actividades y espacios que ni siquiera te interesan o que realmente son poco adecuados para relacionarte con una persona que te guste, sino con una que no. O quizá sí te interesen esas acciones, pero la ansiedad por lograr el objetivo produzca menor o nula diversión.

Por otro lado, como ha sugerido Arturo en los comentarios, el sistema no sólo se encarga de difundir mensajes que aumentan la presión social, sino también de erguir una estructura que constriñe desviaciones y aplaude seguir la corriente: hoteles, restaurantes, viajes y otros espacios están pensandos para dúos.

Para ocupar estos espacios de tiempo libre, y responder a lo que parece que se espera de ti socialmente como posible pareja sexual y/o romántica, quizá te propongas o incluso obligues a realizar cambios en ti. Cierta moda, tacón, escote, conversaciones y planes bazofia, consumo o abuso de alcohol y otras drogas… Hay muchos elementos combinables. ¿Con qué grado los aprecias? ¿Son parte de ti?

reguetónNo sólo esto. Si pasa el tiempo y no alcanzas tu objetivo, un departamento de tu cerebro propondrá recortes. Aquello que llamamos comúnmente “bajar el listón”. Aceptas relaciones que van más allá de lo que te apetecía inicialmente. Puede empezar por estéticas, conversaciones, planes… y, depende de la persona, acabar con situaciones peligrosas como aceptar graves exigencias y escenas de violencia.

Mencionaba el tiempo. Todo esto guarda relación no sólo con las actividades a las qué dedicas tu tiempo, que puede significar un frecuente desperdicio de este recurso. Me refiero a que también se agravará la situación si el tiempo marcha hacia lo lejos a galope, te abandona atrás y tú mientras no alcanzas el horizonte de postal con rosado atardecer y dos siluetas morreándose o paseando de la mano. El caso es que, jadeando por la inversión en muchos de estos esfuerzos, o entre lamentos sin haber ejercitado tanto tu músculo relacional, cumples cierta edad y continúas en una penosa búsqueda, o la espera lastimera, sin goles en el marcador de esta liga estrellada.

Y todo esto, ¿cómo afecta a tu auto imagen, a tu percepción de ti misma? Lo más probable es que tu auto estima se encuentre en estado de putrefacción avanzada. Cadáver para la policía científica del alma. Lo más probable es que se instale la inseguridad en ti, incluso es posible que, como recurso, optes por la mentira y el fanfarroneo sexual, narrando cansinamente hazañas imaginarias. Ansiedad y sensación de fracaso, soledad armada por ti misma/o y subrayada por el resto.

Sin contar con que no hemos mencionado variables en las que puede que, en toda esta historia, tú como protagonista seas una persona con discapacidad, una persona perteneciente a una congregación religiosa con elevadas exigencias relacionales para ti, una persona con una identidad u orientación sexual no tan aceptada (homosexual, bisexual, transexual, asexual, queer o cualquiersexual), una persona con una disfunción sexual o una persona con interés en prácticas románticas o sexuales poco populares. Rellena el campo en blanco si la tuya es otra variable que no aparece en el anterior listado: _____________________________. Si coinciden varias, tacha cada una de ellas.

paridaYo prosigo. Como veíamos al inicio, las personas a tu alrededor es posible que hayan construido tu identidad con adjetivos poco aceptables. Frígida, solitaria, fría, aburrida, desesperada, fea. Y tú asumes y refuerzas esa identidad lamentando no tener pareja o indignándote, por comparación, porque otras personas mantengan una relación y tú no.

No sólo eso: es posible que algunas de tus reacciones o actitudes, incluso en contextos que no tienen nada que ver con esto, se expliquen por la ausencia de pareja sexual y/o romántica. Si muestras disgusto o enfado, se deberá a que “no te han follado bien” a que “te falta una buena polla”. O, con indulgencia, quizá superioridad, recibirás vagos pésames como el clásico: “Ya te llegará”.

La situación hasta aquí descrita la he vivido, construido y observado. Como casi todas. Como casi todos. Nos han criado para sufrirla y también para alimentarla, quizá no con la intención evidente de destruir a alguien, pero con mucho éxito para fastidiarle sin percibir nuestra responsabilidad.

¿Recuerdas lo de “obtener una relación”? Lo subrayaba porque pienso que lo descrito se corresponde con un modelo en el que las relaciones son un objeto. Las parejas se tienen, se obtienen, pero raramente se disfrutan o se viven. Son un bien de consumo más. Dentro de la norma imperante, son una fase del plan vital que nos asignan: estudiar, trabajar, coche, hipotecarte, emparejarte, reproducirte, teñirte, etc.

Y yo, que llevo varios años analizando e identificando en mí y las y los demás estas prácticas, me interrogo: ¿Cómo superar esta locura? ¿Cómo no caer en ese pozo de terrorismo romántico que ataca a las personas sin pareja? ¿Podríamos hablar incluso de la “singlefobia” (no se me ocurre nada mejor, mis disculpas), el miedo y rechazo a las personas que no tienen pareja? ¿Qué pensarán las personas que han escalado leyendo todo lo anterior y han alcanzado este párrafo? (¡Gracias, por cierto!) (¡Queda poco!)

Se me ocurren varias propuestas y espero sumar si llegan más a través del formulario de comentarios u otros canales. Lo principal es identificar y frenar estos lobos y otros similares que reconozcamos. Podemos continuar por buscar o imaginar mejores relaciones de referencia, y no acceder a otras que no cumplan criterios sanitarios mínimos.

cerebro nuevo

Cerebro nuevo

Podemos reforzar nuestra nueva actitud sabiendo responder a esas exigencias mencionadas con declaraciones concisas y claras como: “No me gusta nadie” o “Tengo altas expectativas”. Y, si esto no funciona, directamente rompería, condicionaría o transformaría relaciones que conllevan exigencias estúpidas con las parejas, familias, amistades y otro tipo de contactos.

Apostaría, básicamente, por preferir tu vida, sin tener necesariamente que relacionar tu estado vital con la soledad, sino con otras ideas como la aventura, la creatividad, la diversión o cualquier otra cosa. Como digo, apostaría por la vida a secas a una relación de mierda carente de vida. Y esto pasa por no relacionar el éxito vital incondicional e irremediblemente con obtener una pareja.

Casi parece estúpido comentarlo, pero en el proceso de desintoxicación de este terrorismo romántico, podemos aprovechar para hacer cosas interesantes, no el gilipollas. Conocerte a ti misma, tratándote amablemente, sería un gran plan. Pero también explorar y descubrir cual aventurera, sin esperar a que alguien vaya contigo.

Y, tras toda esta verborrea, si has llegado a leer hasta aquí, ¡muchas gracias! Si, además, me dejas un comentario… ¡que sepas que me hará muchísima ilusión! Y, si además te has identificado con lo descrito y te apuntas a este planazo, yo te digo: ¡viva por ti! Es hora de ir por otro camino, ¡nos vemos en esas calles!

Chica saliendo de la sombra de otra persona dice: "Es hora de tomar otro camino"

Esta ilustración se titula: “Dejar de ser la sombra”

 

P.D.: Este es un artículo que llevaba esperando leer hace tiempo en Píkara. Pero, como no lo he localizado, se me ha ocurrido escribirlo yo misma. Gracias a Esther por sus ideas.

 

Nota: Todas las FANTÁSTICAS ilustraciones de este artículo son de Lorena Ros, quien tiene tropescientos mil blogs:

http://wallgirl.blogspot.com.es/

http://lorenaros.blogspot.com.es/

http://lorenaros.es/

8 Comments

  1. Jose Luis

    Lo has escrito pensando en mi. Al menos me he visto identificado en un par de ejemplos. Y creo que no lo llevo tan mal. Jejeje.
    A veces creo que vivir solo una parte importante de mi vida me ha hecho más independiente/egoísta y no estoy dispuesto a aguantar a cualquiera.

  2. Olga

    Olga

    Estupendo por ti. Y tampoco esto juzgando a nadie en concreto, cada cual que se examine todo lo que quiera.
    Lo he escrito pensando en muchas personas, pero principalmente en mí. Lo gracioso es que, preparándolo y comentando con Esther, coincidíamos en muchas cosas, así que he pensado que quizá más personas podrían sentirse identificadas.

    ¡¡¡GRACIAS POR COMENTAR!!!

  3. Arturo

    Suscribo lo que dices. Añadir algo que me pasó: Cuando rompí con mi novia, mi mejor amiga se alejó de mí pensando que me declararía al día siguiente. (Un año después recuperamos la amistad) También es cierto que hay gente que no puede estar sin pareja y tiene que iniciar una relación al poco de terminar otra. (Lo hizo la novia de un amigo y esté pensó que se los estaba poniendo, no era eso)
    Añadir también que todo sale más barato cuando tienes pareja: los hoteles, los restaurantes, los viajes, etc. La sociedad está hecha así. Y es por algo. Nos engañamos si pensamos que podemos vivir sin amor. Me repatean los que presumen de ser independientes.
    Lo que no entienden los que tienen esas actitudes que describes es que el amor viene de muchas personas, no necesariamente con las que tenemos sexo.
    Felicidades por el artículo, original a par que universal y necesario.

  4. Olga …..gracias por tu mirada y tu actitud. Estuve el tiempo necesario disfrutando conmigo misma ,(que no sola) hasta que apareció un ser que tb se cuidó de si mismo y juntos aprendimos y disfrutamos de crecer mas y mejor. Luego llegaron dos duendes de nuestro amor..y ahora quiero que Daniela mi hijita querida de tres años tenga mas referentes vitales que las malditas princesas Disney y no hipersexualice su rol femenino …..si no que encuentre y bucee disfrutando de buscar felizmente . A veces es un poquillo duro ser una mamA y un papá tan a contracorriente …..
    Enhorabuena por todo lo que haces!
    Algún día me encantaría poder proponerte algún proyecto chulo de curro,!
    Un abrazo
    Laura, Antonio , Manuel y daniela

  5. Olga

    Olga

    Arturo,
    Voy a añadir también lo de los hoteles, restaurantes, viajes en el artículo. En el artículo, efectivamente, creo que no hablo de presumir de independencia, creo que mi mensaje trata más bien dejar de comerse el coco con toda esa presión social. ¡¡Gracias por tu comentario!!

    Laura, Antonio, Manuel y Daniela,
    Ánimo con esa visión y muchas gracias por el comentario. Ánimo con ese trabajo construyendo a contracorriente. Sé que es muy complicado porque conozco madres y padres así. Y también porque, si en personas adultas, en nosotras mismas, es complicado trabajar con estos mensajes, imagina con una niña o un niño que reciben tantísimos estímulos publicitarios, incluso en el cole. Oye, el otro día vi esto, por si te interesa: http://manvspink.com/. Me quedo por aquí esperando ese día para currar juntas 😉

  6. Esther

    Genial el artículo. Has conseguido que lo lea hasta el final!!! Enhorabuena por plantarte frente a esa presión y por aceptar tu soltería con igual valentía que tu vida en pareja, desde la libertad, el amor y la aceptación.

  7. Lourdes

    Gracias por el artículo. Me ha encantado y me he visto reflejada en muchas situaciones. De la lista del plan vital que nos asignan ( estudiar, trabajar, coche, hipotecarte, emparejarte, reproducirte, teñirte, etc.) solo he podido realizar (gracias a Dios), las dos primeras. Hoy he estado a punto de cometer una locura y sucumbir a la última, menos mal que la peluquera china me ha convencido de que el color gris sobre mi melena negra azabache me iba a estropear mucho el pelo. He salido cabizbaja de la peluquería. Menos mal que te he leído y me he repuesto.
    Lo mejor ante cualquier ataque de “Singlefobia”, sin duda es el tan socorrido “Rebota, rebota, que en tu culo explota” y nosotras a seguir con lo nuestro, que es ser felices en la forma que libremente hemos elegido.

  8. Gracias por el artículo! He de decir q mi círculo intenta llevar bien mi soltería aunque al final siempre hay a quién se les escapa algún comentario pero hace mucho q no me justifico. Mi vida a día de hoy es así e igual q hay días malos de soltera los hay en pareja. Ah y para lo de los hoteles la única solución económica q he encontrado en los albergues y couch surfing y además haces amigos/as!

Leave a Reply

Copyleft 2020 la broma

Theme by Anders Norén