Objetivo

Descripción del proceso de incorporación de voces de niñas, niños y adolescentes a una estrategia de comunicación, poniendo como base el trabajo en Cibercorresponsales. Se trata de un proceso que puede ser replicado en otras experiencias.

Proceso
Cómo incorporar a jóvenes en una estrategia de comunicación digital
Tenemos algo que contar

El proceso comienza cuando nos proponemos contar qué opinan las chicas y chicos sobre un asunto. Es posible que esa oportunidad comunicativa se de en forma de campaña de sensibilización, reivindicación hacia el Gobierno, publicación en un informe de la visión de niñas y niños o la participación en un evento.

Es importante tener en cuenta que el proceso es algo complicado porque implica no una aportación individual, sino que se trata de lograr un punto de vista plural, sumando opiniones de cierto número de adolescentes, niñas y niños.

Podemos plantearnos casos incluso en los que sean las chicas y chicos quienes propongan precisamente el tema y se inicie todo el proceso por su iniciativa. Por ejemplo, en Cibercorresponsales hemos recopilado anécdotas contra la homofobia o recursos contra el acoso escolar buscados por chicas y chicos.

Crear un canal adecuado

En nuestro caso, como buscamos la continua participación infantil y adolescente, hemos creado una red de blogs donde chicas y chicos se expresan habitualmente. Es un espacio sencillo de usar, bastante cómodo (con sus cosillas pendientes…), seguro y, para ellas y ellos, muy motivador, una comunidad donde están en ambiente creativo y que aprecian.

  • Pensamos que algo fundamental para conseguir ese canal es que se consiga que no lo perciban como “deberes”, sino un espacio interesante o afición.
  • Dejamos la temática libre, aunque habitualmente les proponemos debates.
  • Fomentamos la visión positiva sobre ellas y ellos, es decir, combatimos los estereotipos sobre la adolescencia.
  • Evitamos la ultra corrección. Por nuestra parte, la expresión se prioriza sobre la corrección ortográfica, por ejemplo.
  • El rol adulto es de acompañamiento y apenas visible en el protal, las chicas y chicos son protagonistas en la comunidad.

Definir posibles roles

Ante el asunto que queremos expresar, las chicas y chicos pueden tener variados roles:

  • Simplemente opinar
  • Portavoz para presentar las conclusiones finales en un evento
  • Editora o editor final de un documento, informe, etc
  • Enviada especial que cubra un evento de interés
  • Fotógrafo/a
  • Etc.

Guía adaptada

En Cibercorresponsales, contamos con muchos grupos dinamizados por personas adultas. Podemos elaborar una unidad didáctica para que esas personas dinamicen un taller y surjan en él las opiniones.

Además, nos gusta publicar la propuesta adaptada para chicas y chicos, en el caso de que quieran participar individualmente enviándonos su opinión.

Publicación

Se envía la convocatoria a todo el mundo, a menudo convocando personalmente a chicas y chicos que sabemos que tendrán interés o de quienes nos interesa mucho su opinión por su perfil. Las chicas y chicos publican las ideas en ese espacio que hemos creado, en nuestro caso, la red de blogs Cibercorresponsales.

Debate y motivación

Las personas que administramos el proyecto comentamos los artículos con enfoque educativo y siempre intentando motivarles. Dinamizamos el debate para que, entre las chicas y chicos, se generen aún más discurso.

Sistematización

Todo lo publicado se organiza. A veces puede ser simplemente en un artículo que, a modo de índice, enlace a todos los artículos que se han producido o a una selección de lo mejor. En los casos en los que se vayan a utilizar esas aportaciones para un informe, por ejemplo, sobre derechos, quizá haya que realizar una clasificación temática: opiniones sobre la educación, sobre el derecho al juego, sobre el derecho a la salud, etc.

En esta fase, pueden tener cabida el rol de editora/o, es decir, implicar a chicas y chicos en la selección y edición final.

Difusión

Se difunden las opiniones publicadas a través de varios canales: la portada, el boletín, redes sociales, etc. Este recurso nos sirve para motivar a las chicas y chicos, que ven sus artículos destacados y, por tanto, reconocido su valor.

En esta fase, podría darse cabida un rol de dinamización de redes sociales que realizaran también chicos y chicas.

Evento

Es posible que, como parte de la difusión, se organice un evento para presentar las ideas. O que el evento fuera la oportunidad comunicativa que ha generado todo el proceso. De cara a ese evento, podemos contar con variados roles: portavoz, enviada/o especial para cubrir el evento (y contarlo en su blog o las redes sociales), fotógrafo/a, etc.

Para esta fase, es posible que haga falta una formación adicional en portavocía y/o para la cobertura periodística. Como el rol de portavocía es muy habitual, solemos también preparar una pequeña guía para las chicas y chicos.

Presentación ante Gobierno, empresas…

No suelo tomar parte de esta fase, pero en la Plataforma de Infancia se elaboran informes y documentos con opiniones de chicas y chicos que se presentan ante autoridades.

Devolución

Como paso final, publicamos en el espacio el informe final, una crónica del evento en el que se ha participado o, si ha habido respuesta, lo que el Gobierno o empresa haya decidido tras recibir las aportaciones.

Tratamos de avisar de todo esto personalmente a las y los participantes.

Extra: Gamificación

Hemos empezado a plantearnos el incluir en la red unos reconocimientos virtuales de las chicas y chicos que hayan participado en eventos como portavoces, por ejemplo.

Este galardón se mostraría en su perfil y tendríamos estadísticas, de manera que podríamos saber cuántas chicas y chicos han sido representantes del proyecto como portavoces, enviadas/os especiales, editoras/es y otros posibles roles como el de emprendimiento, para chicas y chicos que hayan lanzado una iniciativa.

 

Lecturas para profundizar más

Reflexiones personales sobre mi experiencia