Y es que tanto Pierre Curie como Marie Curie eran unos frikis, para qué nos vamos a engañar. Ella, pionera en todo, era una extravagancia para la época. Pero es que él también resultada de lo más rarito (…)

Pero permíteme que haga una digresión aquí para cantar las alabanzas de los #Raros, los diferentes, los monstruos. Que suele ser la gente que más me interesa.

Por añadidura, con el tiempo he descubierto que la normalidad no existe; que no viene de la palabra normal, como sinónimo de lo más común, lo más abundante, lo más habitual, sino de norma, de regulación y de mandato. La normalidad es un marco convencional que homogeneiza a los humanos, como ovejas encerradas en un aprisco; pero, si miras desde lo suficientemente cerca, todos somos distintos.

¿Quién no se ha sentido monstruo alguna vez?

Rosa Montero en “La ridícula idea de no volver a verte”.

Monstruo unidentado en edificio

Monstruo unidentado en edificio

Imagen: Log

Artículos relacionados: