el blog de los proyectos de Olga Berrios

Artículos destacados, Cibercorresponsales, Infancia/juventud

Dinámica de participación: Sobre cómo perfeccionar los sueños

Tentacles as ConceptEste pasado viernes me habían invitado a organizar una sesión sobre participación con un grupo de adolescentes que participan en Cibercorresponsales desde Mejorada del Campo.

No soy educadora social ni especialista, pero creo que fue interesante ajustarla al momento en el que estaban, precisamente porque hasta ahora han estado trabajando sobre sus propias habilidades y poderes para cambiar el mundo, sobre la actitud propia y con el resto del grupo y la comunidad, y también han realizado -más recientemente- un análisis sobre su realidad más cercana, la del país y el mundo.

Quizá, hablar de ideas concretas con las que puedan afrontar y resolver los retos de ese análisis, y del proceso mismo de la participación, puede resultar de valor.

Me acordé de una dinámica de la que he hablado mucho porque es la que más me ha impactado en mi vida. Se trata una que organizó Antonio Moreno del CRAC en Gijón y en la que estuve presente con Neyda. Con sus orientaciones, la adapté un poquito y os cuento cómo resultó.

  • knotsNecesidades: papel tamaño A3, bolis, reproductor de música con alguna canción inspiradora y altavoces.
  • Tiempo: hora y media.
  • Participantes: para que la dinámica tenga algo de lógica, quizá necesitemos unas 11-12 personas participantes como mínimo. Pensemos que luego tienen que formar grupos.

Paso 0.- Presentamos la dinámica. Cuando se habla de participación, parece todo muy abstracto. ¿Por qué no pensamos ideas concretas? ¿Por qué no la vivimos por un momento? Se ha realizado hasta ahora un análisis de problemas sociales, ¿qué ideas se les pueden ocurrir para afrontarlos? A pesar de que son chicas y chicos menores de 18 años, pueden hacer muchas cosas. ¿Lo han pensado alguna vez? Tenía miedo de que no surgieran suficientes propuestas, por eso llevaba algunas sugerencias anotadas, pensadas también en cosas que pueden haber visto en Cibercorresponsales o en sus intereses, que conozco por leer sus blogs: una asociación de gamers, un grupo de voluntariado con mayores, un centro juvenil, un club de lectura, un club deportivo, una campaña contra el acoso escolar liderada por adolescentes, etc. Mi miedo no era tal porque, a pesar de que al principio parecían muy callados/as, luego surgieron suficientes ideas.

Paso 1.- Fantaseamos individualmente. Puse música, precisamente sacada de las recomendaciones de dos blogs de Cibercorresponsales. Con ella, les pido que cierren los ojos, se relajen y visualicen un sueño. No hace falta que se comprometan a cumplirlo. Es sólo una fantasía. ¿Qué les gustaría hacer? Tienen que elegir un único sueño y verse en él.

Paso 2.- Buscamos sueños en común y nos aliamos. Cuando todo el mundo tiene su sueño pensado, se levantan y buscan, entre todas las personas, posibles alianzas. Posiblemente, buscarán sueños similares. Se tienen que formar grupos de, como mínimo, 3 personas. Sin que el resto se entere, seleccionamos dos o tres personas, como mínimo, para que hagan de observadoras. En mi caso, me fijé en dos chicos a los que les estaba costando encontrar alianzas.

onwardPaso 3.- Negociamos y diseñamos ese sueño común. Se pide a cada grupo que negocie sus sueños y piensen uno en común. En un papel tamaño A3, dibujan o esquematizan el proyecto. Atención, en ningún momento se les dice que vayan a presentar su proyecto o que ésa sea la finalidad de la dinámica. Pero sí es posible hacer especial hincapié en la importancia del trabajo en equipo, en que hagan un esfuerzo en que participen en algo común.

Mientras, al grupo seleccionado como “observador“, se les aparta y se les da otras instrucciones, procurando que el resto no sospeche. Se les pide que vayan visitando cada grupo y les escuchen. Tienen que anotar o memorizar cómo participan, tanto lo valioso como lo más criticable: ¿todo el mundo aporta?, ¿alguien ha perdido su sueño?, ¿se ha molestado alguien?, ¿alguien capitaliza la conversación?, ¿se han repartido posibles tareas?, etc.

Paso 4.- Se pone en común la experiencia. En el caso de Gijón, Antonio se saltó el paso de presentar los proyectos, lo cual rompe completamente las expectativas de todo el mundo, incluso hizo que mucha gente se molestara, cuando él en ningún momento había dicho que se fuera a presentar el proyecto. En mi caso, preferí darles 5 minutos para presentar cada uno, por reducir las posibles tensiones. Pero, inmediatamente tras presentarlos, les dije que realmente lo que me interesaba, a parte de fantasear, es cómo se habían sentido. Todo el mundo compartió, no sólo los dos chavales observadores, y salieron muchas cosas interesantes:

  • inkfun¿Cómo hemos seleccionado los equipos y proyectos? ¿Ha sido por la similitud de sueños, por cómo nos caen las personas, hemos buscado perfiles que fueran a aportar mucho al proyecto, hemos intentado incluir a compañeras y compañeros o hemos ido a nuestra bola con nuestro grupito? ¿Cómo seleccionamos en qué participamos? ¿En qué nivel de la escalera de la participación estarían nuestros sueños?
  • ¿Tenemos objetivos en común? ¿Vamos a cambiar algo? ¿Hemos aprovechado el tiempo? ¿Sólo discutimos?
  • ¿Cada cual tiene un papel? ¿Alguien se ha sentido “fuera”? Hubo un chaval en la dinámica que parecía que sólo sujetaba un folio. ¿Todo el mundo ha aportado? ¿Alguien ha callado su opinión por vergüenza, aburrimiento, falta de interés, miedos, falta de confianza… ?
  • ¿Cómo nos hemos sentido? ¿Alguien ha tomado demasiado protagonismo y ha liderado el proyecto? ¿Se ha hecho lo que una sola o pocas personas decían y el resto se ha quedado sin poder aportar?
  • ¿Ha sido una charla agradable? En un momento, un chaval se sintió insultado porque otro le aplaudía. Pensaba que lo hacía sarcásticamente, pero lo hacía sintiéndolo. Le había gustado su idea. ¿Ha habido malentendidos?
  • ¿Tenemos la suficiente información antes de juzgar? A un chaval, un proyecto le pareció superficial sólo en los primeros segundos de escuchar su descripción. ¿Le había dedicado suficiente tiempo?

La lista de cosas valiosas a sopesar podría ser larguísima. De la dinámica, surgen muchos contenidos para poder trabajar y discutir. Para pensar, para una misma, cómo participamos, no sólo en una dinámica, sino en todo un proceso de participación.

Precisamente, la participación contiene una parte de fantasear y soñar en común, aliarse, pero también una a veces tediosa, que exige gran esfuerzo y dedicación, que es la del trabajo diario, la de llegar al acuerdo, la de relacionarse con las personas.

Acabo con una idea que me chifló. Estábamos comentando que, a veces, cuando los ponemos en común, los sueños individuales pueden diluirse para adaptarse a cómo cada cual los ve.

circle inky thingPero, un chaval matizó también que:

Otras personas pueden perfeccionar tus sueños.

Otras personas pueden, para empezar, verles el valor a tu sueño, el posible impacto, la belleza, animarte a hacer realidad una fantasía que tú no habías afrontado, dar cierto conocimiento que necesitas, enriquecerla con algún enfoque o metodología, apoyo en su difusión, tiempo, contactos … tantos recursos…

 

Dibus: Dan Allison

Leave a Reply