Os contaba en la reseña sobre la exposición “La otra” que había salido con ganas de (volver a) probar la técnica del dibujo a punzón. Creo que es algo que se practica en parvulitos. Me apetecía retomarlo y plantearme cómo Amparo Sard, la autora, crea sus obras técnicamente.

Paso 1.- He hecho el dibujo base con rotulador, para que se remarcara mucho.

paso 1 - dibujo a rotulador

Paso 2.- Sobre el cristal de la ventana, he copiado el dibujo al revés. Lo he hecho al revés porque quería que el dibujo final estuviera formado por las perforaciones y roturas del papel hacia fuera. Además, quería que las líneas de apoyo no se mostraran, sino que quedaran por la parte trasera. (Ups, he olvidado hacer la foto antes de perforar… jejeje)

paso 2 - copia

Paso 3.- He perforado el papel con un imperdible, lo que tenía más a mano. Le he dado la vuelta y éste es el resultado.

viñeta - yo soy el verano

 

Supongo que Amparo Sard utilizará varios tipos de punzones y además algún tipo de estructura para sostener el papel o el lienzo, ya que hay que tensarlo para poder perforar. También supongo que, con su experiencia, quizá ya pueda dibujar sin necesidad de líneas de apoyo y bocetos prácticamente.

La idea del dibujo está basada en el fantástico cómic de Zen Pencils sobre un texto de Albert Camus que he visto en El Guindilla. Me paso el día mirando la página del tiempo y esperando el sol… ¡basta ya! jajaja