organ¿Te imaginas que se construyera un instrumento de tales proporciones que también pudiera ser utilizado como edificio para, por ejemplo, reunirse?

Quizá sería divertido que, para tocarlo, se necesitar a varias personas. Pero, imagina qué misterioso si además… sólo necesitara de una persona como intérprete.

Bueno… ¡pues ya existe!

Si lo piensas, las iglesias, además de templos religiosos, son instrumentos musicales:

Al órgano no se le puede despojar de una ventaja: está unido al espacio que lo circunda como ningún otro instrumento. Reacciona con su despliegue sonoro a la acústica del edificio y conforma con él una unidad. Una catedral gótica o una pequeña capilla, aunque también una gran sala de conciertos, constituyen la caja de resonancia del órgano. Mediante la fusión del sonido y la arquitectura, el órgano conmueve todavía hoy los sentidos de los oyentes.

Annette Kreutziger-Herr y Winfried Böning en “La música clásica: 101 preguntas fundamentales”. El texto es parte de la respuesta a la pregunta 84 de las 101, que es la del título.

Foto: Aleksandar Cocek