Sin títuloEn Cibercorresponsales, esta red social de jóvenes menores de 18, hay varios grupos que emplean esta herramienta en clase. Existen muchas diferencias de uso, pero hoy quería fijarme en una muy concreta:

  • Hay grupos que publican todos sobre el mismo tema
  • Hay grupos que publican artículos diferentes

Seguro que en clase a todas nos ha pasado. Nos mandan una redacción individual sobre las vacaciones, sobre las drogas, sobre tal película o sobre cierto dilema ético.

¿Qué pasa con esto?

Si todas y todos escriben sobre el mismo asunto…

  • La sola idea ya parece indicar que no se tiene intención de compartir los resultados: ¿quién va a leerse 20 ó 30 redacciones del mismo tema a no ser que sea su obligación? El alumnado en este caso no escribe para ser leído, sino para ser corregido
  • En el caso en que se usa la tecnología para publicar este tipo de traabajos, también da la sensación de que se entiende esta tecnología y la comunicación en general de una forma instrumental y no como una metodología
  • Es mucho más sencillo de organizar y evaluar
  • Es difícil que se produzca variedad en las redacciones, de hecho yo este ejercicio lo escogería como “reto” para el alumnado en una clase de redacción (“vamos a escribir todas y todos sobre el mismo tema a ver quién puede hacerlo más creativo”) o quizá clase de debate (“vamos a comparar puntos de vista que surjan”)

Cuando escriben artículos diferentes…

  • Es más complicado de organizar y evaluar
  • Se abren más posibilidades: escribir sobre temas muy diferentes, o apostar por abordar desde varias perspectivas un mismo asunto. Por ejemplo: el grupo trabajará sobre un tema como el deporte. De ahí se pueden idear varios productos (tipos de deportes, beneficios del deporte, una encuesta sobre el ejercicio que hacemos en clase o en la familia, entrevista a experta o experto, documentación sobre la historia del deporte…) y es posible repartirlos según gustos
  • Es más probable que motive mucho más al alumnado, debido a la pluralidad de asuntos y a que habrán escogido un asunto que les interese más que otros
  • En este caso, es mucho más fácil que el resultado pueda ser compartido y que resulte de interés
    Si se acaba compartiendo, es posible que se aprenda mucho más, ya que no se atenderán a 20 ó 30 redacciones iguales, sino a mensajes diferentes y/o complementarios

Artículo relacionado:

Imagen: Fernanda Simionato