Genial esta cita de Mario Kaplún en “Una pedagogía de la comunicación”.

El habla -esto es, la expresión creadora- es un bien cultural sometido al mismo reparto desigual que opera en la distribución de los bienes materiales.

La ciudadanía en general no tiene espacios de comunicación adaptados ni para informarse ni para expresarse creativamente.

La mayoría de los medios de comunicación tradicionales suelen estar dirigidos y decididos por muy pocas personas, que se benefician de ellos.

En el caso de las redes sociales e internet en general ocurre otro tanto: tanto las estructuras como el diseño de los medios suelen estar pensados para el beneficio empresarial, no para generar una verdadera comunicación ciudadana.

La comunicación y sus medios se deben equiparar con otros bienes y poderes que se le arrebata a la ciudadanía: el poder político democrático, medio ambiente, sistema económico, la metodología de la educación, etc. Esto también ha sido robado.

Imagen: el trapo