Aquí la segunda entrega. Muy mal dibujado, pero con mucho amor… casi nos morimos intentando llegar al primer tren que teníamos que coger desde Viena a Passau para comenzar realmente la ruta. Passau está en la frontera de Alemania. Al final se resolvió a lo Willy Fogg: tuvimos cierta confusión con los horarios.

05 no llegamos

– ¡Son las 7.19! ¡No llegamos!

– ¡Vamos! ¿Dónde está la estación?

– ¡Sale a las 7.29, no a las 7.20!

– ¡Vivaaaaaa!

Por fin cogemos el “tren nostálgico”, que Mariluz denominó inmediatamente “tren de Arganda, que pita más que anda”. Estaba LLENO de bicicletas. Había varios vagones con decenas de ellas colgadas.

Los baños eran de los antiguos: no hay depósito para los excrementos, sino que caen por un orificio directamente fuera del tren, a la vía.

06 tren nostalgico

 

Viajamos lost in traslation. Pero nos valemos de nuestros recursos. Acabamos de llegar y ya decido algo:

Marilú no aprenderá alemán, pero volverá como mimo profesional.

¡Estamos en Passau! En el baño de la estación…

Cadena de solidaridad en el servicio: gente sujeta la puerta para evitar pagar los 50 céntimos que cuesta entrar.

Y añado: ¡no eran españolas!

07 mimo profesional

Apenas llevamos nada de viaje pero comprobamos que la ropa interior dará muchos dolores “de cabeza” a Mariluz.

08 braga asesina

Artículos relacionados y apasionantes: