A pesar de mi buena voluntad, no había conseguido escuchar con demasiada paciencia al Padre Trissotin. Yo no creía en su “forma acabada” ni podía entender cómo podía él creer en ella. ¿Qué forma? La proliferación de religiones a lo ancho y largo de la tierra me irrita. ¿Cómo puede uno venerar a la divinidad en tantas posturas? Mientras Buda se apoya sobre su codo, Cristo extiende sus brazos en la cruz. Se anulan uno a otro.

Susan Sontag en “El benefactor”.

The Flying Spaghetti Monster

Imagen: John Dill