Los instrumentos de la familia viento-metal los tengo asociados a músicas demasiado estruendosas para mi gusto. Pero estas dos composiciones han cambiado mi punto de vista.

La primera es moderna. La segunda, el himno católico “Amazing Grace”, se compuso en el siglo XVIII.