Hace un rato que he leído que Tomoko Kawakami murió este verano. Ella fue la seiyuu, la voz, de Utena. Utena es la prota de un anime que he comentado alguna vez por aquí porque me provocó algo así como un trauma  jajajaja

Es una serie altamente comercial, como muchos otros animes. Pero, en ella destaca particularmente el alto contenido en subtexto relacionado con tabús sexuales como el lesbianismo o el incesto. En la trama hay un constante dilema sobre la normatividad social.

En fin, como ejemplo, me he acordado de esta escena del capítulo 33, para mí la más exasperante de todas.

En ella, parece que Utena está traicionando a la que parece su mejor amiga (y a la que parece su gran amor) Anthy con su hermano. Utena parece culpable, confusa, contrariada.

Pero todo esto… sólo lo parece. Porque lo que vemos es un monólogo sobre… ¡lo que va a hacer de comer mañana!

Gracias a este tipo de escenas y formas de contar las cosas hay muchas visiones diferentes del anime. Hay quienes piensan que las protagonistas son sólo grandes amigas. Mientras que estamos quienes no podemos creer cómo en un anime tan comercial se pudo calzar este drama lésbico tan chungo.