olga berrios

la broma

el blog de los proyectos de Olga Berrios

Cibercorresponsales, Comunicación social

La duda en la comunicación

Doubt and certaintyEl domingo, la cibercorresponsal martaponi publicó su primer artículo. En él expresa que le encanta el mundo del caballo y que un día fue a ver rejonear y le gustó la experiencia, pero se sintió fatal por el toro al que hirieron y mataron.

Comenta:

Las únicas partes que no me gustaron fueron aquellas en las que el rejoneador se bajaba del caballo para o bien ver como el toro se desplomaba enfrente suya o para rematar puesto que el animal no caía .

No voy a negar que disfruté mucho aquel día y que volvería a verlo otra vez sin pensarlo, pero tampoco voy a negar que tuve una sensación un tanto agridulce si así se puede definir.

¿Qué opináis?

Lo que tampoco pretendo es que me digáis lo mucho que puede llegar a sufrir el toro, o lo insensibles y asesinos que son toda la gente que vive del mundo del rejoneo, y no digo toreo porque a la hora de dar vuestra opinión me gustaría que os pusieseis en mi situación e imaginaseis que el caballo fuese una figura importante en vuestra vida, porque como ya os he dicho antes el toreo por contra no seria capaz de ir a verlo.

Bien, más que vuestra opinión sobre el tema, que podéis expresar comentando directamente su artículo, me interesa analizar qué ocurre en este artículo desde el lado de la comunicación:

  • Las posturas no tienen por qué estar decididas siempre, sin embargo en las conversaciones y en los medios la mayoría de las veces damos por sentado que todo el mundo ha decidido ya lo que piensa, lo tiene claro y lo piensa defender a muerte
  • ¿Qué artículistas expresan duda? Generalmente vierten una opinión sin reconocer ningún tipo de dilema personal
  • Siento como si la duda o el proceso mental que conlleva a la toma de una decisión se eliminaran de la comunicación, hablamos directamente de las conclusiones
  • Machacamos todo posible error, por eso posiblemente no mostramos la duda, ya que se asocia al error: ¿cómo puede ser que no sepas lo que piensas?, ¿cómo no vas a tener las ideas claras?, ¡es un fallo no decidirlo ya! Esto nos provoca también sentimiento de culpabilidad
  • Expresar la duda de una forma tan sincera humaniza la conversación, probablemente provoca una actitud de mayor entendimiento y negociación ya que nos hace ponernos en el lugar de la otra persona.
  • Posiblemente, quienes comenten este artículo medirán más sus palabras y no procederán al insulto, igual que en otros artículos en los que más que opinar se trata de imponer una postura
  • ¿De qué forma respestar los tiempos de cada persona para tomar decisiones, respetar sus cambios de opinión y ayudar y visibilizar sus procesos mentales?
  • También parece que las contradicciones humanas, expresada una de ellas en este artículo, no se muestran ni se dialogan
  • ¿Podríamos promover una comunicación ligada más al “pensar en voz alta”, apoyada por conversaciones que alimentan ese proceso de toma de decisión, que al conflicto directo entre posturas?

Imagen: Doubt and certainty, Mister Kha, cc en flickr

4 Comments

  1. Por algo hay gente que insiste tanto en que tenemos que escuchar a lxs más jóvenes. ¡Tenemos mucho que aprender! Precisamente, cuando leí el post en CC, me transmitió sensatez. Si hubiese comentado, lo habría hecho con empatía hacia la escritora, pese a que toca un tema que me toca la fibra sensible.

  2. martaponi

    ¡Hola!
    Me halaga mucho que hayais hecho un articulo en relación con el post que escribí en CC, simplemente me basé en mi experiencia y mis sentimientos para escribirlo y la verdad no pensé que fuese a llamar tanto la atención.
    Muchas gracias por dedicarme un huequecito en vuestro espacio web.

  3. Te has salido con este post. La idea de que dudar es equivocarse y de que el discurso debe ser monolítico y sin fisuras para que nadie nos pueda “cuestionar” nuestro argumento parece ser la que está detrás de la mayoría de artículos que se escriben (en una variante ligera de lo que serían las discusiones de bar).
    Desaparece el proceso mental que nos lleva a una conclusión y, como en esos libros policíacos donde todo queda atado y bien atado, lo dejamos bien limpio para que parezca el argumento definitivo, incuestionable. Me incluyo porque yo también lo hago, que conste.
    De alguna manera, considero que se trata de “ganar” más que de otra cosa. No queremos compartir información ni comunicar, sino quedar por encima.
    Alguna relación le veo con otras asociaciones de ideas que tenemos como, por ejemplo, que negociar es ceder o que negarse a hablar con alguien (por estar en contra de sus planteamientos) es una muestra de dignidad y no de estrechez de miras.
    No te doy más la tabarra, que me desvío del tema: me ha encantado esta entrada.

  4. Olga

    Olga

    Gracias, Abierto. Yo creo que todas hacemos eso de buscar tener las ideas claras, aunque ya es bestial lo de esos programas que se dedican a promover el grito pelao…

    Sospecho que escuchando a lxs ciber, que tienen mucha más frescura, probablemente se puedan entender y ver claramente más cosas de las que hacemos fatal en la comunicación.

    Y me interesa porque me siento un poco como profundizar en cosas prácticas y ejemplos claros, después de una base teórica como para mí es “Pedagogía de la comunicación” de Mario Kaplún. Vamos, que esto es algo así como un anexo… a un libro que está genial y te deja con sed de seguir avanzando.

Leave a Reply

Copyleft 2019 la broma

Theme by Anders Norén