Cuándo vamos a volver a los ordenadores. Preguntó Montaña el otro día. Habíamos comenzado la clase leyendo una noticia de Egipto en un diario gratuito. Para nuestra sorpresa, la que más opinió fue Mari Trini, que suele evitar mucho exponerse. “Yo creí que eras menos atrevida”, le sonrió Montaña.

Por su parte, Montaña quería demandar más tiendas de ropa marroquí en Madrid, ya que ya hay muchas carnicerías y peluquerías, pero no es fácil conseguir la ropa que quieren: una camisa un poco más larga de lo que se venden aquí. “Quiero ser una mujer elegante y vestir los pañuelos que me gustan”, apuntó.

Estrella se sumó deseando que haya clases de árabe en el colegio. Toi sólo se le ocurría denunciar el olor de los hospitales, así que le sugerí que simplemente describiera a su hija.

En el blog de las ladies tenéis publicados los textos que resultaron  🙂 … ¡comenten!