escriva com aerosol

Un blogger es un escritor rebelde, aquel que no espero la consagración de sus letras y decidió por modo propio ser un editor. Es aquel que se salto todos los parámetros básicos del periodismo, se olvido de sus limitaciones gramaticales y de redacción, para lanzarse al mar de tiburones.

Bloggear es un acto de rebeldía. Es gritarle al mundo que todos tenemos algo que decir, y que tenemos las herramientas técnicas para lograrlo. Que no hay que tener miles de millones de dólares para expresarnos y tener éxito. Que no hay que militar en una ideología corporativa o política para que nuestras ideas sean escuchadas.

Todo blogger, que comienza a escribir, rompe un molde, define una nueva historia, crea paradigmas cómo un Dios con sus 7 días.

Un blogger es un creador de democracia, un demoledor de monopolios, un militante de la libertad de expresión, un emprendedor, un luchador, un comunicador, y por sobre todo, un participante. No deja que otros se expresen con su voz, el mismo lo hace. (…)

Nunca en la historia de la humanidad habíamos tenido esta oportunidad de una forma tan sencilla. Participar en la construcción de la memoria universal dependía de una mezcla de factores y habilidades. Hoy en día puedes construir esa habilidad a medida que vas comunicándote con la gente.

Nadie va a decidir por ti si eres lo suficientemente bueno para comunicarte. Y si eres aguerrido y constante, recibirás diferentes tipos de retribuciones. Algunas económicas, otras personales. Conocerás grandes personas y tendrás muy buenos amigos. Viajarás por el mundo. Escribirás un libro. Ganaras un premio literario. Serás reconocido. Lo bueno de todo esto, es que tu decides hasta donde llegar, nadie lo hace por ti.

Citando Bloggear es un acto de rebeldía, vía Montsanto