Interesante lo que dice Patrick Chappatte sobre la responsabilidad de cada cual al comunicarnos.

Creo que en cualquier contexto, en cualquier parte, siempre se tiene la opción por lo menos de no hacer una caricatura que alimente el odio. Creo que todxs tenemos siempre la elección al final.

Una buena reflexión sobre varias cosas: hasta qué punto el sistema nos obliga a contar ciertas cosas, manipular otras e ignorar las demás y hasta qué punto los lenguajes que usamos (seamos de la ideología que seamos y aunque digamos algo en lo que creemos y que queremos difundir) producen más rechazo que entendimiento.

Gracias, Ne.