rosa maría alfaroRosa María Alfaro nos cuenta una experiencia en Perú. Organizaron un parlamento mediáttico en el que debatieron sobre programas en medios. Tenían que elegir uno al que dar un premio y otro al que castigar. Aprendieron mucho de los medios y sobre debatir. Para mejorar el debate, utilizaron un decálogo rápido con consejos para mejorar los argumentos.

Precisamente escogieron el programa conducido por una mujer indígena a la que despidieron al poco. Gracias a la concesión del premio, no sólo no la despidieron sino que transmitieron en directo las tres horas de debate del parlamento.