el blog de los proyectos de Olga Berrios

Infancia/juventud

Las niñas y niños evalúan el cumplimiento de la Convención de los Derechos de la Infancia en España

No he contado apenas nada del sitio donde trabajo desde febrero. Os explico que una de las principales actividades de la Plataforma de Infancia es el trabajo sobre políticas:

  • Mis compas han publicado versiones de la Convención de los Derechos de la Infancia adaptadas por edades
  • También se colabora en el Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia (PENIA),  con contenidos y materiales para trabajarlo pedagógicamente en talleres
  • Se elabora un informe sobre el cumplimiento en España de la Convención de los Derechos de la Infancia, con las aportaciones de las entidades de la plataforma. Sirve para complementar y examinar la información proporcionada por el Gobierno en su propio informe. Se presenta a un comité que depende de Naciones Unidas

Lo que me gusta especialmente es el enfoque participativo de estos documentos. Los puedes leer y encontrar en ellos muchas citas de opiniones de jóvenes. Por ejemplo, aquí tenéis algunas de las que aparece en el informe complementario:

  • En el momento de valorar los entornos donde tienen mayor capacidad y libertad para expresar su opinión, chicos y chicas dan una mejor valoración a los amigos, la familia y las asociaciones, mientras que los espacios peor valorados son el barrio y el ayuntamiento.

“Para expresarme prefiero Internet porque en los demás medios de comunicación no se puede opinar, o hay que pagar para hacerlo”.

  • Las chicas y los chicos tienen una percepción muy diferente en cuanto a magnitud, tipología de violencia de la que son víctimas y el espacio predominante en donde se produce cada tipo de violencia.
  • Con relación a la participación infantil en los centros escolares, la mayoría señala que las técnicas participativas apenas son utilizadas por parte del profesorado y siguen prevaleciendo las técnicas tradicionales, el 43% considera que es consultado “poco” o “nada” sobre mejoras a introducir en el centro escolar y más del 50% afirma no conocer a sus representantes escolares.

Queremos que se nos pregunte qué actividades extraescolares queremos tener y que no vengan ya decididas por el ayuntamiento, centro o AMPA”.

“Una buena medida para un menor infractor sería aquella en la que el trabajo les haga reflexionar, esté relacionada con su infracción, y que se sientan útiles”.

    Para profundizar

    Leave a Reply