No soy nada rumbera, pero me ha hecho mucha gracia ver a una amiga por ahí bailando.