El camino más corto para informar e informarse sobre una guerra es verla como vemos el deporte. Como una competición en la que posiblemente nos posicionamos de parte de uno de los dos equipos. Porque sólo hay dos, ¿eh? Observamos el peloteo. Quizá lo comentamos con quien se sienta al lado. Porque las reglas del deporte son esas, no te permiten participar en ningún momento. Amaya Valdemoro no te va a pasar la pelota. O eres público o juegas.

partido de baloncesto perfumerías avenida vs ros casares

[Ahora me viene a la cabeza esa cita de Flip. No recordamos quién lo dijo. Era algo parecido a que, cuando la gente sienta los problemas del mundo como siente los colores de su equipo de fútbol, algo muy importante cambiará.]

Decía que el camino más corto para informar e informarse sobre una guerra es verla como vemos el deporte. Sin embargo, el camino del periodismo de paz se centra en la transformación del conflicto como una oportunidad de las personas para encontrar… ¡formas de superación! ¿Cómo? Enfocando la información hacia los resultados de la no violencia, hacia la empatía de las partes y hacia lo creativo.

Comentario basado en un texto de María del Carmen Gascón en “Comunicando paz”.