Ayer Ney nos pasaba este anuncio y dos nos quedamos sin poder verlo porque YouTube lo había retirado a petición de Nestlé. Hoy lo vemos, resubido por Greenpeace en su acción KitKat.

Os aviso de que es bastante desagradable.

Esto me recuerda a aquel caso de Amnistía Internacional.