Algo así dijo una de las ladies el otro día:

A veces lo pienso y me da pena haberme perdido tantas cosas en la vida.

No le quisimos preguntar mucho más. Se la veía triste. Dijo algo sobre la familia, sobre apenas haber salido de casa.

Quizá no le ve el mérito a estar yendo a clase. A lo de intentar aprender a leer y escribir con casi 60 años…

Precisamente, Carol dice de esta lady que simplemente está haciendo las cosas en otro orden. “Como Rosa Regàs, que primero se casó, tuvo familia, nietos, nietas… y ahora la está montando gorda”.