El exigente y poco reconocimiento de trabajo de barrio, las dificultades laborales y residenciales (…) y la oscilación constante entre ellas y las acciones políticas de carácter más general (…) han contribuido a devolver un nuevo tipo de invisibilidad social al movimento [okupa]: se sabe que está ahí, pero no qué es, recibe una atención mediática puntual…

Miguel Martínez López en “¿Dónde están las llaves?”.