el blog de los proyectos de Olga Berrios

Citas de libros

Librarse de la obsesión, los pequeños anhelos

Brown estaba tendido, despierto, tratando de oír un ruido que no espareaba oír, y cuando por fin, a las dos de la mañana, se produjo, se sintió decepcionado.

Cuando estás enamorado, y sólo encontes, todos tus esfuerzos y anhelos son pequeños, casi agradables como la sensación de volver a sentir un miembro dormido, pero después de la posesión de aquel a quien se ama, el amor es duro y cruel y celoso, el amor ya es hacia uno mismo.

“Yo quiero, yo quiero”, se transforma en una carga pesada en la cabeza.

Pero cuando ella volvió a quedarse quieta, a su lado, no había entre sus cuerpos lugar para el arrepentimiento, había sólo alegría y paz. Él sintió en aquel momento que nunca más volvería a enamorarse.

Guardaron silencio hasta que ella dijo:

– Tengo que irme. Si me quedo dormida ahora, creo que sería incapaz de levantarme otra vez.

– La obsesión. ¿Has conseguido librarte de ella?

Graham Greene en “En tierra de nadie”.

Leave a Reply