El otro día estábamos preparando la comunicación que íbamos a hacer sobre la intervención de la Plataforma en una comisión del Senado sobre la exclusión.

Empezamos por titulares algo más abstractos:

Potenciar el voluntariado supone crear una cohesión social que en épocas de crisis ayuda a la paz social

Empezamos a darle vueltas a varias ideas. Queríamos algo concreto, atractivo para los medios y con buen mensaje.

De repente, Leti se emocionó:

La PVE pide un cambio en la Constitución que reconozca a las ONG como agentes sociales

Y empezamos a exagerar:

La PVE pide la resolución de las Cortes

La PVE reivindica su presencia en la Asamblea Constituyente

La PVE conforma la Junta Militar

Qué risas nos echamos.

Al final nos quedamos con lo siguiente:

La PVE recuerda al Senado que la Constitución no reconoce a las ONG como agentes sociales

Después, en el cuerpo de la nota se explica que generalmente no se cuenta con las asociaciones ni con el voluntariado y que la Constitución es uno de los ejemplos de hasta qué punto no estamos presentes.

Alguna vez, escribiendo materiales o dando cursos sobre comunicación, le he recomendado a la gente abocetar noticias muy manipuladas en sus cuadernos para aprender precisamente con qué cosas nos pueden intentar manipular.

Esta otra puede ser una buena forma de buscar titulares. Titulares con gancho y a la vez mensaje. Empezamos exagerando mucho. Fantaseamos a la vez. ¿Qué queremos realmente? Luego, equilibramos el titular y matizamos en el cuerpo.