Dibujar un esquema de ideas antes de redactar un artículo

Al redactar un artículo, sobre todo si contiene varias ideas, conviene abocetar un esquema de estas ideas antes de ponerse con ello.

Piensa durante el dibujo del esquema en un posible titular, aunque sea muy bruto. Esto te ayudará a algo fundamental: acotar. Hay que delimitar al máximo qué es lo que queremos contar.

Imagina que tienes una idea vaga. Quieres hablar sobre discapacidad y autonomía personal.

¿Qué ideas se nos ocurren? ¿Qué podríamos contar? Las apuntamos y ordenamos.

Por ejemplo:

  • La gente piensa que -al tener una discapacidad- se pueden hacer pocas cosas
  • Ejemplos que contradicen esta idea
  • ¿Qué se entiende por autonomía personal? ¿Por qué se lucha por ella?
  • Algunos datos de personas con discapacidad en España
  • Consecuencias de la dependencia
  • Proyectos que fomentan la autonomía personal
  • Consejos para fomentar la autonomía y formas de participar

Ahora sólo tienes que desarrollar estas ideas. La primera la puedes contar con una anécdota sobre un comentario que alguien te hizo por la calle. La segunda pueden ser ejemplos con nombres y apellidos.

Destacar la última idea: vuelve sobre la primera, pero tratando de aportar sugerencias sobre cómo actuar.

Con el desarrollo hecho, ya podemos buscar un título. Juega con varios. No vale un título soso y lineal como “Discapacidad y autonomía”. No dice nada.

Los verbos en presente le darán movimiento y atractivo a un titular, las buenas interrogaciones provocan curiosidad.

Por ejemplo…

Iniciativas que cuestionan la línea entre capacidad y discapacidad

¿Son incapaces las personas con discapacidad?

A partir de unos cuantos, se pueden combinar hasta que obtengamos el que más nos guste.

Con la práctica, este esquema de ideas acaba saliendo fácilmente y se dibuja en el coco.



Deja un comentario