Muy-muy-muy interesante el trabajo que ha hecho Cáritas Internationalis sobre el lenguaje utilizado en el G8.

El comunicado de la cumbre del G8 que se ha reunido estos días en la ciudad italiana de L’Aquila sobre economía global, cambio climático y ayuda contiene, según se denuncia en una nota difundida por Cáritas Internationalis, “un buen número de buenas intenciones pero escasos compromisos concretos”.

Cáritas Internationalis ha desmenuzado el lenguaje de las negociaciones que se recoge en el citado comunicado para comprobar la verdadera solidez de los anuncios de las naciones enriquecidas.

De hecho, el comunicado final de la cumbre del G8 celebrada en Italia contiene:

  • 85 “compromisos” que se recogen por primera vez o que han sido renovados o reafirmados;
  • 70 afirmaciones de “apoyo”;
  • 25 compromisos o promesas de “reforzamiento” o “fortalecimiento” de procesos o instituciones ya existentes;
  • 21 declaraciones en el sentido de “continuar” o “continuaremos” sobre los esfuerzos de ayuda;
  • 19 “reafirmaciones” sobre compromisos o promesas de cumbres anteriores;
  • 7 declaraciones que comienzan con la expresión “estamos decididos”;
  • 6 promesas sobre “aceleración “ de procesos y otras 4 sobre “reforzar” esfuerzos o programas;
  • 4 declaraciones que se abren con la fórmula “intensificaremos”;
  • 3 que señalan que “nuestros esfuerzos” se van a intensificar, reforzar o estrechar;
  • y otras tres que comienzan diciendo “reafirmamos”.

Lee la nota entera.