el blog de los proyectos de Olga Berrios

Justicia social, Lenguaje inclusivo

Tampoco me gusta lo de ayudar

No nos gusta la solidaridad. Pero tampoco lo de ayudar a los demás. O peor… a los más necesitados.

Suena a eso de ayudar a mamá. Cuando realmente lo que estamos haciendo es limpiar nuestra propia porquería.

Suena a echar una mano a alguien que tiene “mala suerte”. Cuando lo que debemos hacer es que cada persona tenga oportunidades, recursos y evitar que sea excluida porque a cualquiera le salga del nabo.

Yo no ayudo, eh. Yo prefiero intentar cambiar un sistema injusto.

Leave a Reply