Curiosa esta campaña-canción en la que participan Cogam, una cadena de hoteles, Zero, la activista y actriz Carla Antonelli… y un cantante que sospecho que no es muy conocido.

Más allá de valorar la calidad artística… Estrategia comercial y mensaje activista unidos en la causa de hablar sobre la belleza, la perfección, la identidad… y hacer dinero también, a ser posible.

A través de la música, el colectivo LGTB ha recolectado y lanzado apoyos. Se autorefuerza. Y sobre todo con música bailable, más o menos divertida, provocadora y comercial.

Gracias, Mario.