Desde noviembre, formo parte de un grupo de mujeres marroquíes (y ahora una mujer de Guinea) que aprendemos a escribir y leer castellano. Somos las ladies.

Una persona de la asociación en la que hago esto me ha pedido que rellene un cuestionario de evaluación sobre voluntariado.

Es una de esas evaluaciones que detesto en las que la mayor parte consiste en calificar del 1 al 10 algo y luego hay un espacio mínimo de valoración “cualitativa”, que es eso de escribir lo que opinas sencillamente.

Algunas preguntas son muy corporativas…

¿Conoces la misión, visión y valores de la Asociación Ladies*? ¿Crees que Asociación Ladies genera un cambio positivo en tu alumnado? ¿Consideras a Asociación Ladies una organización que alcanza los objetivos que se propone?

Paso completamente de jugar a esto. Así que les he dejado una notita: “No me siento integrada en la entidad”.

Sí que he respondido algunas cosas:

  • Las tareas del voluntariado están bien definidas
  • Se cuenta con los medios necesarios para desarrollar la tarea
  • El equipo del centro responde adecuadamente a mis necesidades y problemas como voluntaria
  • Si pudiera, me gustaría seguir como voluntaria. (No por la entidad, que conste, sino por las ladies.)
  • No recibo formación, ya que los horarios de la formación ofertada no están pensados para gente que curra por las mañanas.
  • Las salidas se organizan sin consultar los horarios de mis alumnas, por lo que no pueden participar.
  • Además de las clases, debería haber actividades de reflexión, denuncia y activismo.

* Nombre inventaaaaado.