Al comenzar esta nueva edición de la campaña Marca fines sociales, de la que ya os he hablado, se decidió reutilizar los spots del año anterior porque aún no estaban “quemados” y así se podrían ahorrar recursos.

– ¡Al fin y al cabo, somos ONG! -suele comentarse en estas reuniones.

Avanzada la preparación de la campaña, nos llega la noticia que -debido a la crisis- los actores y actrices han aumentado los derechos de imagen que cobran porque se reemitan los spots y se reediten los carteles.

El presupuesto asciende tanto que la decisión de reutilizar la campaña parece una auténtica gilipollez.

– ¡Podríamos haber hecho una nueva! -nos lamentamos.

– El próximo año, dibujos animados -comento mentalmente siempre que recuerdo el asunto.

Pues nada, familia, anoten y aprendan de las errores e imprevisiones del resto.