el blog de los proyectos de Olga Berrios

Ladies

Una clase con las ladies

En cuanto llego, me asomo al despacho y saludo a la coordinadora. Luego me voy a la sala de profesorado, donde me encuentro con alguna voluntaria más. Sólo suelo conversar con un chico mayor. Al resto sólo les saludo.

Toca sacar la hoja asistencia y seguimiento del grupo. Luego cojo la caja. El otro día estrenamos archivador propio. Allí empiezan a agruparse materiales.

Reorganizo hojas de talleres anteriores y elijo nuevas. Las fotocopio. Si acaso, puede que imprima algún material más en el despacho de la coordinadora.

Las ladies suelen llegar antes de la hora y me pillan en mitad de la preparación. ¡Hola! ¿Cómo estás? ¡Me alegro! Se dirigen al aula, donde las encuentro en círculo, rodeando la mesa, embutidas en sus abrigos y pañuelos de variados colores. Parecen matrioskas.

Paso lista. Hoy comentaban el frío y he aprovechado para dirigir la conversación del inicio por este asunto. ¿Qué estación os gusta más?, ¿en qué se diferencian unas de otras? Un tema fácil para que empiecen a manejar vocabulario, para que rompan el hielo.

Ainoa prefiere la primavera. Dice que huele bien, que hay muchos colores. A Raquel le gusta el invierno. Bromeo con ella. Le digo que si se dedica a lanzar bolas de nieve. Le pregunto si le gusta porque se siente cómoda bajo las mantas.

Le pido a Olivia -la lady con mayor nivel- que escriba las cuatro palabras en la pizarra. Sólo hay que corregirle un par de cosas. El resto tienen que señalar letras o sílabas en ellas. Estamos transformando la sesión de conversación en gimnasia de oído.

Comienza el dictado. “Dame”, “mulo”, “lomo”, “limón”. ¿Por cuál empieza? ¡Tiene cuatro letras! ¿Es la E de España? La que acierta, sale a la pizarra a escribirlo.

Inma se sorprende. Hoy ha escrito bien “lomo”. Le toca pizarra. Tarda como cinco minutos. Lo escribe minúsculo. ¡Qué tímida es! Me levanto y le pido que lo escriba gigante. Sin miedo.

Intentamos darle significado a todo eso. ¿Qué es un mulo? ¡Como un caballo! ¿Qué es un limón? Amarillo. Limonada. Verano.

El día que les pregunté qué era el lomo, inmediatamente me contestaron “no”. Les dije que yo tampoco (lo como), sonriendo, ni eso ni otras carnes. Al final me lo definieron con sus palabras. “Bocata”, “cerdo”, “comida”. De momento son palabras sueltas, no suelen construir frases.

Mientras tanto, a Olivia le dicto frases a parte: “Mi casa está en la calle real”, “Josefa tiene una nieta”. La hija de Aida está al fondo, haciendo sus deberes.

Vamos con los ejercicios. Traen cositas hechas de casa. Las reviso. Cada una lee una palabra, una frase.

Saco una nueva hoja para hoy. Tiene dibujos. Tienen que rodear con un círculo qué palabras reflejadas en esos dibujos tienen la letra “m”. Les cuesta entender el ejercicio. Empiezan intentando escribir la palabra bajo el dibujo. Les vuelvo a repetir lo que tienen que hacer.

La coordinadora entra en clase. Nos anima a acabar unos minutos antes. El grupo de cocina nos invita a tomar algo.

Acabamos rápidamente el ejercicio con ayuda de la pizarra y reparto una hoja con ejercicios de escritura para el próximo día. Apunto lo realizado en clase en la hoja de seguimiento. Guardo todo en la sala del profesorado y nos tomamos algo, el grupo de ladies y el de graduado escolar.

¡Hasta el próximo día!

Leave a Reply