Estaba dándole vueltas a eso del tecnopijismo… Y al hecho de relacionar la poca y mala presencia del tercer sector en internet con el nulo-bajo nivel tecnológico que se observa en la mayoría de las entidades.

¿Creéis que la brecha digital de las y los activistas y de las ONG (y de las súbditas y los súbditos del Reino en general) es culpa solamente de la falta de conocimientos en tecnología, de la escasez recursos, de leyes o actitudes tecnófobas?

¿Es suficiente una plataforma tecnológica impresionante y una buena disposición para saltar al otro lado de la brecha?

¡¡Caray, no!!

Nos hemos obsesionado con la tecnología, pero si no somos capaces de comunicar, de estructurar contenidos, de redactar, de impresionar o de tocar al resto a través de palabras, imágenes y/o sonidos… ¿de qué sirve tanta plataforma y tanto 2.0?