Dícese de la persona, entidad o empresa que lo flipa y apuesta por las tecnologías de la información y la comunicación más caras y las programaciones más complejas, cuando una herramienta sencilla e incluso gratuita podría venirle al pelo para el objetivo que tiene.

Sueña con un CMS de elaboración propia y una maldita zona privada con dos claves de acceso que dará a conocer a sus usuarias y usuarios por… correo postal.