Copio y pego este post publicado en Dos Manzanas:

La violencia homófoba no es un problema individual sino de toda la sociedad en su conjunto por lo que para terminar con ella es necesario el compromiso activo de medios de comunicación transmisores de información y opinión.

La violencia homófoba se sustenta en los prejuicios acerca de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero, compartiendo mecanismos con la violencia machista que sufren las mujeres.

Por ello es importante tratar la violencia homófoba siguiendo las siguientes recomendaciones:

1.- Es importante situar estas acciones como una violación de los derechos humanos que atenta contra la libertad, la dignidad y los derechos de la diversidad afectivo-sexual y de géneros de las personas.

2.- Es importante presentar cada agresión, ya sean agresiones verbales o físicas, no como un caso aislado sino como parte de la violencia generalizada contra las personas LGBT.

3.- Es importante realizar un seguimiento de los casos publicados y ofrecer noticias positivas de aquellos avances en materia de legislación, castigo y reconocimientos en materia de derechos de diversidad afectivo-sexual y de géneros.

4.- Es importante asumir el compromiso de luchar contra las prácticas homofóbicas en todos los ámbitos: laboral, familiar, educativo, social, etc.

5.- Es importante relacionar los malos tratos físicos con los maltratos psíquicos, pues también estos malos tratos dejan secuelas.

6.- Es importante publicar y dar a conocer los datos de los agresores, evitando que el anonimato asegure su impunidad.

7.- Es importante explicar la historia de cada victima de maltrato: número de veces que ha sido maltratada, denuncias interpuestas, juicios previos y penas impuestas al agresor o a la agresora.

8.- Es importante destacar el valor de las personas que denuncian malos tratos para no caer en victimizaciones; estas personas se enfrentan con valentía a una realidad no deseada.

9.- Es importante promover el rechazo social a la violencia homófoba.

10.- Es impórtate informar de los recursos públicos existentes, teléfonos de emergencia y acciones a emprender.