¡es ella!

Vista en el vivero de la Casa de Campo de Madrid.