Esta semana quienes leen Canal Solidario han tenido la oportunidad de entrevistar al nuevo director de Intervida. Lo cierto es que ha evitado comentar lo que ocurrió -supongo que dejando ese juicio en manos de quienes juzgan profesionalmente- e incide continuamente en que ahora la entidad se encuentra en otra etapa.

Por su parte, El País publica hoy una nota sobre “el auge del voluntariado pese a los escándalos de las ONG“.

Me ha llamado la atención el inicio del artículo:

A Unamuno se le atribuye la sentencia de que el único egoísmo aceptable es el de propiciar el bienestar de los demás para sentirse mejor uno mismo. Esa podría ser la máxima de cada vez más personas que dedican tiempo y esfuerzo a algún tipo de voluntariado, un fenómeno que no deja de crecer en España y al que se incorpora con fuerza el sector de los jubilados.