Hoy he estado en San Fernando de Henares, localidad de la Comunidad de Madrid. Hemos empezado un taller de 5 días sobre herramientas de Internet para mejorar la comunicación de las entidades sociales.

Cuando preparas un taller de comunicación lo haces esperando que el perfil de quien asista sea de gente que se dedica a estos aspectos en la entidad. Te preguntas qué puedes aportar tú a alguien que se dedica a comunicación, qué le vas a enseñar.

Preparas algo general que luego se pueda adaptar dependiendo del taller, ya que piensas que la propuesta formativa valdrá para diferentes equipos.

Dependiendo de la convocatoria, puede ocurrir que la gente que se apunte proceda de entidades que apenas trabajan su comunicación.

Yo creo que el de hoy ha sido el grupo con menor nivel de conocimiento de Internet que hasta ahora me ha tocado. De hecho hemos empezado creando una cuenta de correo, cosa que en la mayoría de talleres casi todo el mundo maneja.

Pensamos en comunicación en entidades y pensamos en sofisticados planes de comunicación, en la nota de prensa 2.0, en CMR para la gestión de contactos o en el RSS… cuando las herramientas que se usan en las organizaciones de base son la cartelería y las cartas.

Lo preparas con el mayor nivel posible, pero luego las preguntas que te lancen pueden ser del tipo: ¿Qué son estos asteriscos que salen cuando escribo en el campo de la contraseña?

Así que, hoy hemos metido las manos en la masa aprendiendo a manejar el correo, enviar mensajes de una cuenta a otra y al final hasta nos ha dado tiempo a empezar un blog. Lo bueno es que este taller durará, así que podremos practicar lo aprendido y avanzar más cositas.

Y otra cosa buena de esta duración en el tiempo es poder hacer un blog como San Fernando comunica para mantener el contacto con este grupo. Mañana se lo enseñaré al grupo a ver qué les parece 🙂

P.D.: Me gusta darme estos “golpes”. Me gusta recordarme cuál es la realidad porque -aunque tenga que repetir cinco mil veces “cómo se hace una arroba”- creo que es éste el trabajo de base real y útil.

Lo demás no lo desprecio, me encanta porque me hace aprender y pensar, pero hay que hacer ambos. Prototipar portales o cascarse la cabeza con nuevas tendencias comunicativas es realmente interesante, pero siempre corres el peligro de limitarte a una burbuja excluyente y elitista.