Este blog está siendo atacado por un aburrido spammer. Creo que voy a cerrar restingir los comentarios hasta que regrese a Madrid y pueda actualizar Word Press, lo cual parece la única solución para acabar con el bicho éste que firma como Doodee y no deja de decir “thanks for sharing”… al menos es educado.

Ahora, hasta que arregle el chiringuito, para comentar hace falta registrarse. Si no os apetece, tenéis un “contacta” con un formulario típico en la parte de la derecha del blog.