el blog de los proyectos de Olga Berrios

Alemania

Visitando a Irina en Frankfurt am Main

¡Ea! Este finde nos hemos ido a visitar a nuestra amiga Irina a Frankfurt. Para que lo sepáis se llama en realidad Frankfurt am Mein, que quiere decir Fráncfort del Meno. Main (o Meno) es el río que pasa por ahí.

Mercado de objetos usados

En realidad iba a comprobar si Frankfurt realmente existe porque ya estuve en su aeropuerto más de 14 horas en la escala del viaje hacia Calcuta este verano…

Flores luminosas Rocío skyline desde el mein por la noche DSC02664

Tenéis muchas fotos en mi flickr que podéis cotillear.

Os apunto algunas anécdotas:

  • Nos encontramos de noche a un chaval barriendo el serrín que sus amigos tiran por la calle. Nos cuenta Irina que es tradición que si un tipo no se casa antes de los 30 se le haga esta broma. Para de barrer cuando una chica le besa. Si son buenos amigos, incluso organizan que alguna chica se pase por ahí a “salvarle”.
  • Si es una chica es probable que en lugar de barrer serrín tenga que limpiar el pomo de la catedral.
  • Nuestra guía dice que el 90% de la ciudad fue destruido con la guerra, por eso quedan muy poquitas cosas antiguas. En las fotos podéis ver unos restos de baños romanos. Lo demás es requete moderno.

Restos baños romanos junto a la catedral

  • Compré una botella de agua de medio litro por 1.60 euros. Al devolver el bote te dan 25 céntimos. Supongo que es para promover el reciclaje y no tirar cosas útiles a la basura.
  • Los mercadillos navideños alemanes son mucho más dignos y espectaculares que los españoles… ¡mirad las fotos! Pero acabé cansada de tanto consumismo y olor a grasa, la verdad. Lo mejor para mi gusto: la sopa vegetariana de tomate.

Mercadillo

Peras bañadas en chocolate

  • Estuvimos también en el museo de arte moderno. Hay obras que te dejan KO como esa piscina de patatas fritas que te dan ganas de pisar o ese caballo colgado de la pared que parece que la atraviesa. También hay una obra que representa las piernas de un hombre tumbado tras un muro… tú tratas de verle la cara pero por el ángulo es imposible. Estimulan la imaginación. Sin embargo la entrada era demasiado cara para el contenido del museo. Casi merecía más la pena ver el edificio por dentro.

Piscina de patatas fritas en el museo de arte moderno Obra museo arte moderno

Obra museo arte moderno

  • Ved también la foto de los baños del museo de arte moderno con la proyección de video-arte en el suelo.

Video-arte en el baño del museo de arte moderno

  • Visitamos también la Paulskirche: una especie de iglesia esférica donde se intentó fraguar la unidad alemana sin éxito. Está reconstruida porque se la cargaron en la guerra.

Paulskirche Dentro de Paulskirche

  • Vimos la casa de Goethe por fuera. Por dentro era muy cara de ver.

La casa de Goethe

  • Estuvimos en la antigua ópera de la ciudad, igualmente reconstruida. Fijaos en una foto que hice a un libro en la que sale tal y como la pobre se quedó tras la guerra.

así quedó la ópera antigua tras la ii guerra mundial la ópera antigua

  • ¡Qué frío!
  • Como tiene muchos rascacielos le llaman “Mainhattan“.
  • ¡Elenis vive allí y nos vimos!

2 Comments

  1. Eva

    ¡Cucha, la Olga! Y yo preguntándome dónde andaría… Qué buenas las fotos, me divierten los cuadernos de viaje ^_^

  2. Buff, demasiado tiempo sin volver por aquí 🙂 Demasiado curro! 🙂

    Me ha encantado ver esas fotos tan chulas de Frankfurt. Siempre había oido que era una ciudad feota, pero tus fotos dicen más bien lo contrario.

    Por cierto, que wapas las fotos de arte!

Leave a Reply